Javier Martínez recitará su obra LA VIDA NO ES FÁCIL


 

 

 

RECITALJavi 

 

 

El próximo, jueves, 19 de mayo, a las 20.30 horas, tendrá lugar en nuestra librería un recital poético para presentar la obra de Javier Martínez, LA VIDA NO ES FÁCIL.
En el acto intervendrán, además del autor, el poeta Manuel Navarro Calatayud y el profesor de guitarra, Miguel Ángel Rodríguez Mendes.
Os esperamos.
LA VIDA NO ES FÁCIL es una etapa de mi vida, un proyecto de futuro, un parar y resetear para hacer mejor las cosas. Demasiado necesaria emprender esta experiencia, en la cual me he descubierto a mí mismo y cuál es el sentido real de las cosas y la vida.
Un formato de aprendizaje inigualable, inteligente, práctico y humano. Un día a día a veces duro, a veces lento, pero compensado con la esperanza de mejorar valores, de adquirir actitudes positivas y resolutivas, vencimiento de miedos, superación de problemas, cambio de pensamientos y reconocimiento de sentimientos.
Un trabajo interno y personal sorprendente, una calma, una paz, un evadir ansiedades y desesperaciones. Una mayor comprensión de las cosas, un olvidado respeto conseguido, unas ganas locas de vivir.
Sí hay luz tras este túnel, donde he estado atrapado, donde se me hacía más oscuro cada día que pasaba e iba cayendo en esta espiral repetitiva, en este círculo vicioso, en este no ver más allá de mí mismo, en esta posible muerte anunciada.
Qué son unos meses o unos años de valentía, comparados con no saber cuánto te queda en este mundo, qué ironía.
Es seguir adelante, primero por ti y segundo por los tuyos, aquellos que ni siquiera pensabas que sufrían por ti, ni que te querían tanto, ni mucho menos se sacrificarían de esta manera.
Es amor de padres, de hermanos y hermanas, de familiares, de amigos y por qué no, de enemigos. Somos todos tan iguales, respetables, merecemos oportunidades. Pero realmente depende de uno mismo, el querer cambiar, el ser honesto y reconocer errores. Siendo transparente, humilde, noble, comprensivo y capaz. Capaz de cambiar, de aprender, de querer evolucionar y madurar.
Atrás queda el hastío, los daños colaterales, la impaciencia, el frío. Un no parar de tropezar, de engañarse a uno mismo y a los demás, de no ver más allá.
Es una nueva perspectiva, una visión real de las cosas y un sentir acorde con ellas. Un estado ansiado y por qué no, soñado. Debe ser un camino constante, serio, implicado, con tropiezos, pero para eso están las herramientas, las alternativas, el pedir ayuda.
Quitarnos la máscara, la coraza, el orgullo en vano y ganar confianza con uno mismo y con los demás. Dejar de ser superhéroes, de que se puede con todo porque, al fin y al cabo, qué es lo que necesitamos, solo ser felices de algún modo.
No más dolor añadido, no más fantasías irreales, no más búsqueda de mentira, no más engaños a uno mismo.
Humildad, respeto e ilusión por retomar la vida, aquella que pareció perdida en su momento pero que sigue ahí, a la espera. Ganas de vivir, de resurgir, como el Ave Fénix que lo hace de sus cenizas y continúa su camino libre, con la cabeza bien alta, con orgullo, con más fuerza que antes, resucitando.
A cada golpe le debe seguir un levantarse, un querer continuar, un aprendizaje.
La vida no es fácil así que, ríe, llora, sufre, ama, vive, déjate sentir, comprende que solo hay una y que están en tus manos, esas increíbles ganas de vivir.
Javier Martínez.

Mrwonder.jpg   

¡Agendas anuales de Mr. Wonderfull para tener un 2018 brillante!

¡Y muchas cosas más! Visita La Librería La Farándula

Este sitio utiliza cookies para mejorar los servicios que se ofrecen. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso....